Total: 728


Datarse :
Sinónimo de fecharse. Las monedas empiezan a fecharse tal como hoy las conocemos, indistintamente en números romanos (latinos) o árabes, alrededor del año 1500.

Decadracma:
Moneda griega de plata, que equivalía a 10 dracmas.

Decapado:
Acción de sumergir el material, cinta, lámina o cospel, en soluciones ácidas para su limpieza.

Decreto:
Orden, resolución, decisión o determinación que emana de los poderes públicos, de personas o de corporaciones autorizadas.

Defectuosa:
Moneda que no reúne las condiciones normales dictadas por la ordenanza en su forma.

Denario:
Es la moneda romana por excelencia. Su acuñación se inicia en el año 211 a.C., y su valor era de diez ases según la escala romana. El denario de plata romano pronto se convirtió en la moneda base del comercio mediterráneo, por cuanto la República romana gozaba entonces de todo su esplendor. El tipo clásico de denario es el de la biga y la cuadriga en los reversos, recibiendo en ocasiones el nombre de "bigati" y "quadrigati"; en los anversos figuraba la cabeza de Roma Galatea, con o sin los dióscuros (Hijos de Zeus) a caballo en el reverso, en vez de las cuadrigas. Reflejo exacto de la vida romana, los denarios consulares presentan una gran variedad de anversos alusivos a los oficiales emisores de la moneda. Por su parte, el denario ibérico, motivo siempre de controversia, adquirió su valor y calidad en plata. Por último, el término de denario se conserva en algunas monedas actuales, herederas de emancipaciones bajo imperiales y medievales, por ejemplo el "dinhar" árabe y el "dinar" tan frecuente en países balcánicos, o nuestro propio término genérico de "dinero", "diner", etc.

Derecha:
Al describir una moneda, a veces cabe señalar si determinada característica aparece a la derecha o a la izquierda. Es importante tener en cuenta que estos conceptos se aplican desde el punto de vista del observador y no del objeto mismo.

Descantillar:
Limar o recortar las monedas; rebajando su peso legal.

Descentrada:
En ocasiones uno de los cuños se colocó sin coincidir exactamente con el cospel. La acuñación resultante presentará una zona sin grabar y en la parte opuesta a éste faltaran parte de las improntas. Frecuente en las acuñaciones producidas por molino. Cuando el troquel del anverso, el del reverso o ambos, golpean un cospel fuera de su centro se causa un desplazamiento en la impronta, reproduciendo sólo una parte del grabado de la moneda, en la que aparece una zona en forma de media luna mostrando el cospel liso. El canto de las monedas muy descentradas por ambas caras siempre es liso. Las descentradas por una sola cara tiene el canto normal o irregular, raramente liso.

Descolgada:
Dícese de la moneda que presenta señales evidentes (soldadura, marcas o golpecitos, que desdibujan sus tipos) de haber servido como colgante.

Desgaste:
Aspecto difuminado que ofrecen aquellas piezas sometidas a una intensa o larga circulación, con la consiguiente pérdida de su peso.

Desmonetizar:
Acto del gobierno o soberano por el que quita el valor legal de una moneda, retirándola de su circulación, para su nueva amonedación o convertir en pasta o barra. Suele darse este caso cuando el valor del metal de la moneda supera el valor facial.

Diez reales:
Moneda de plata emitida por José Napoleón desde 1810 a 1813 y por Fernando VII en 1821. Substituye y equivale al valor tradicional del real de a cuatro o medio duro y a las dos pesetas y media, acuñada en Barcelona en el período 1808-1814. En el reinado de Isabel II, moneda de plata con valor equivalente al medio duro. Como antecedente puede citarse la moneda obsidional de Luis XIV de Barcelona, del año 1652.

Diner:
Moneda de plata de época medieval.

Dinerada:
Gran cantidad de dinero. En la antigüedad se denominaba de esta forma al maravedí de plata.

Dineral:
Juego de pesas que se usaba para comprobar en la balanza el peso de las monedas labradas. Se dice de cualquiera de las piezas con que se pesan las monedas de oro y plata.

Dinerillo:
Pequeña cantidad de dinero. Antigua moneda de vellón aragonesa.

Dinero:
Moneda corriente. Moneda antigua de vellón que equivalía a dos cornados.

Disco:
Pieza cilíndrica que se obtiene de una tira de metal, que con el grueso y ley correspondiente se han fabricado con el objeto de obtenerlos. Primer paso de fabricación para la obtención de una moneda.

Divisional:
Moneda que tiene legalmente un valor circulatorio superior al efectivo.

Divisionaria:
Moneda que equivale a una fracción exacta de la unidad monetaria

Dobla:
Moneda de oro del valor de 2 mazmudinas. Antigua moneda de oro castellana que reemplazó al maravedí a partir de la reforma monetaria de Alfonso XI (1312-1350).

Doble:
Moneda cuyo valor es doble con respecto a la inmediata inferior de la misma serie monetaria. Denominación común de las monedas acuñadas con la misma ley, pero con el duplo de su valor; y así se dijo de la doble águila, doble corona, doble décima, etc.

Doble acuñación:
Si se procede a la acuñación de una moneda ya acuñada y esta segunda estampación coincide con la primera, salvo en el canto, el anverso y reverso de esta moneda serán normales, pero el canto anormal clasificará la moneda como variante.

Doblilla:
Pieza de oro de los Borbones, llamada también DOBLE DURILLO.

Doblón:
Nombre genérico de las piezas de dos escudos de oro, que circuló por España y América entre los siglos XVI y XIX, y que ha tenido diferente valor, según los tiempos. Parece que el vulgo llamó así, desde el tiempo de los Reyes Católicos, al "excelente", fabricado entonces por primera vez.

Doblón de ochenta reales:
Moneda de oro equivalente a ochenta reales de vellón, emitida por José Napoleón, Fernando VII e Isabel II.

Doces:
Antigua moneda de plata del valor de 2 reales, equivalente a 68 maravedíes.

Docimasia:
Arte de ensaye de los minerales, para el conocimiento de su naturaleza y ley.

Dos escudos:
Esta denominación responde al doblón de a dos escudos de oro emitido por los Austrias y los Borbones, hasta el reinado de Fernando VII y también la moneda de plata de Isabel II equivalente a veinte reales de vellón, que a su vez, equivale al real de a ocho anterior.

Dos pesetas:
Moneda de plata acuñada desde 1869 hasta el reinado de Alfonso XIII y posteriormente durante el reinado de Juan Carlos I en 1982, pero esta vez en aluminio y debido a la poca aceptación por el publico se dejo de emitir en 1984.

Dracma:
Moneda griega de plata, usualmente dividida en 6 óbolos. Denominación por la que también se conocía en la antigüedad la ochava, subdivisión ponderal de la onza de plata, que equivalía a 3,594 gramos.

Ducado:
Moneda moderna española.

Ducaton:
Moneda de plata de valor doble al ducado. Inicia su circulación en 1598, acuñada con motivo de la ocupación de los Países Bajos. Posteriormente, fue incorporada a los numerarios de varios estados italianos, así como de Suecia y Holanda.

Duende:
Moneda pequeña.

Durillo:
Moneda de oro de medio escudo. Recibe este nombre porque su valor es equivalente al del duro de plata o real de a ocho.

Duro:
Nombre con el que vulgarmente se designa al real de a ocho o moneda de plata equivalente (veinte reales, cinco pesetas, treinta sueldos y dos escudos). Las únicas ocasiones en que la palabra UN DURO aparece grabada en una moneda como marca de valor, son en una emisión obsidional de Girona realizada en 1808, y en otra de Tortosa, del mismo período. En nuestros días se designa a la pieza de 5 pesetas desde 1868.