La Ceca de Barcelona



Europa
España
Barcelona
Barcelona
B, Bª, BA, Barcino, estrella de ocho puntas, escudo de la Ciudad
<1000
1879



Reseña histórica


La Casa de la Moneda de Barcelona comienza a acuñar en la época visigoda, a partir del año 579. Desde el año 801 las acuñaciones son a nombre de Carlo Magno y, a partir de 992 de los condes barceloneses empezando con Ramón Borrell.

En el siglo XIII, los condes de Barcelona y reyes de Aragón instauraron la ceca real en Barcelona. Los talleres donde se producían las monedas no tenían lugar fijo ya que se trataba de edificios alquilados por cuenta de las finanzas reales.

Esta situación cambió en el siglo XIV con la compra de una casa que se convirtió en sede permanente de la ‘Seca’ de Barcelona. La fábrica oficial estaba situada en el barrio de Santa María del Mar, incluida hoy en la zona histórica de la ciudad, caracterizada entonces, por ser un barrio con una intensa vida artesanal y comercial, como nos recuerda la supervivencia de muchos oficios en los nombres de sus calles. En esta ‘Seca’ se acuñaba la moneda con la técnica del ‘martillo’, entonces de uso generalizado.

Las noticias documentales del XV, que tenemos sobre la ubicación de la ‘Seca’, se confirman por una carta real datada el año 1441, donde se identifica la ‘Seca’ en la manzana de casas situada entre los actuales calles de los ‘Flassaders’ (fabricantes de mantas), de la ‘Cirera’ (cereza) y de la ‘Seca’, añadiendo que se encuentra en aquel lugar desde tiempo inmemorial.

El siglo XVI fue una época de importantes adelantos tecnológicos en Europa, entre los que destaca la técnica de fabricación de monedas que no quedó al margen. Entre el final de este siglo y el decurso del siguiente se impuso una nueva técnica para fabricar monedas, conocida por el sistema del molinete, o de molino.

Ya en el siglo XVII, Cataluña no quiso quedarse al margen y después de reiteradas peticiones del maestro de la ceca para la implantación en Barcelona de la técnica del molinete para la fabricación de moneda, el año 1610 el Consejo de Ciento pagó al maestro de ceca un viaje a Castilla para traerse un hombre conocedor de dicho sistema. Esta realidad marcó un punto de inflexión dentro de la historia de la tecnología de acuñación monetaria catalana, cambio que comportó grandes cambios en el antiguo sistema, llegando a quedarse sin espacios en la ceca.

Entre el 1642 y 1648, con motivo de la Guerra ‘dels Segadors’, se amplió notablemente la ‘Seca’ con la compra de nuevas casas y su posterior adaptación, instalándose molinos que trabajaban con fuerza de sangre. Pero, este gran impulso no duró demasiado al cambiar las circunstancias políticas, las cuales hicieron cambiar también el destino de la ‘Seca’ de Barcelona, la cual se intentó poner en venta el año 1659, venta que definitivamente no se llevó a buen término.

Superado este bache, en el siglo XVIII la ‘Seca’ continuó acuñando y manteniendo la maquinaria hasta que el año 1717, Felipe V prohibió acuñar moneda en Cataluña, al finalizar la guerra de secesión de Carlos Archiduque de Austria. Esta clausura de la casa de la moneda fue temporal, iniciándose desde entonces un trabajo discontinuo.

Desde 1718 a 1720 se acuña una moneda de cobre idéntica a las que se batía en Segovia, Zaragoza y Valencia, como parte de un proyecto para unificar el sistema monetario.

Después de 1720, la Ceca entra en un largo período de inactividad, tanto que cuando Fernando VI manda acuñar una moneda de cobre para rescatar a los pobres del Principado, tiene que acudir al Real Ingenio de Segovia en 1754 para realizarla.

Después, con motivo de la ocupación francesa, la ‘Seca’ funcionó durante los años 1808 al 1814 para acuñar moneda a nombre de José Napoleón hasta 1814.

Posteriormente, Fernando VII volvió a reabrirla hasta el 1833.

El año 1837 la ‘Seca’ abría sus puertas para acuñar de nuevo moneda oficialmente para Isabel II. De todas formas la ceca de Barcelona volvía a quedar suprimida el año 1849 aunque por el mismo procedimiento Isabel II ordena que se reabra la ‘Seca’ el año 1850.

En 1868 con el advenimiento de la I República el Gobierno Provisional decide clausurar oficialmente las casas de moneda (las de Sevilla, Segovia, Barcelona, Madrid, etc.) y centralizar toda la producción existente en la de Madrid en 1869.

Posteriormente se acuñan monedas de cobre para Alfonso XII por la empresa Oeschger Mesdach y Cía hasta su definitiva clausura en 1879.

A lo largo de su historia, la ceca de barcelona acuña monedas de todos los metales. En 1535 se acuña un gran encargo de oro y plata para la Casa de Sevilla, que no daba abasto a sus propias labores. Estas monedas fueron pedidas especialmente por el rey para atender a los gastos de la expedición contra Túnez. En 1640 unos ingenieros de la Ceca de Barcelona pasan al Real Ingenio de Segovia para estudiar y copiar sus ingenios de acuñación a rodillo. En 1642 se logran implantar los ingenios en Barcelona (a tracción animal) y hasta 1647 se va adquiriendo casi todas las demás propiedades que componen la manzana para ampliar el edificio. Respecto a su emplazamiento, consta que la Ceca ocupa este mismo lugar en 1441 desde tiempos inmemoriales, y que hubo un fracasado intento de trasladarla a otro lugar en 1350.

El edificio, tras su clausura en 1879, fue vendido, pasando a manos privadas.


Estado actual


El edificio es hoy día utilizado por una tienda, un club gastronómico, una galería de escultura y viviendas, entre otras cosas. Ocupa casi toda la manzana formada por las calles Flassaders, Cirera, Seca (“ceca” en español) y Mosques, con su entrada principal sobre la primera de estas. Se encuentra en pleno Barrio Gótico (muy de moda ahora) entre el Museo Picasso y el Mercado de Born, a dos manzanas de uno y del otro. Parte de la manzana está ocupada por viviendas modernas, mientras que hay otras antiguas donde antes vivían los operarios de la Ceca. También hay una tienda de antigüedades (esquina Flassaders con Mosques), y un club gastronómico junto a la galería de un escultor (ambas en calle Seca), todos nuevos y rehabilitados en acorde con la estructura original. Últimamente, el Ayuntamiento ha adquirido parte del conjunto (la portada y la zona del patio principal) para rehabilitarla con fines culturales.



Información reproducida o adaptada de las siguientes publicaciones y/o libros: Proyecto EUROMINT (Glenn Murray); La casa de la moneda o 'seca' de Barcelona (Mª Eugènia Ripoll i Roig)

Tipo de acuñaciones

PeriodoOroPlataCobre
Alfonso XII1874-1885
Gobierno Provisional1868-1870
Isabel II1833-1868
Fernando VII1808-1833
Ocupación Napoleónica1808-1812
Fernando VI1746-1759
Carlos III 'El pretendiente'1705-1711
Felipe V1700-1746
Carlos II1665-1700
Guerra dels segadors1640-1652
Felipe IV1621-1665
Felipe III1598-1621
Felipe II1556-1598
Carlos I1516-1558
Juana - Carlos I1506-1555
Fernando II1452-1516

Fuente: eNumismatic (José David Rodriguez Soage).

Maestros de Ceca y Ensayadores

MarcaPeriodoNombres
Estrella de ocho puntas<1556Julián Carvajal
--1808-1814Salvador Paradaltas
SP1818, 1822-1823Pablo Sala - Salvador Paradaltas
PS1836-1841, 1843-1848Francisco Paradaltas - Simeón Salas y Roca
CC1842-1843?
SM1850Simeón Salas y Roca - Francisco Miró

Fuente: Glosario de Maestros de Ceca y Ensayadores. (Josep Pellicer i Bru), 1997.
Autor: .